Masa madre para hacer pan

Estándar

En esta entrada veremos cómo elaborar la mase madre que luego utilizaremos para hacer pan. El proceso es muy fácil y rápido.

Necesitaremos dos cosas: harina y agua.El proceso durará 4 días.

Utilizaremos un bote de cristal, de mermelada ya iría bien. De esta manera podremos ver cómo avanzamos día a día.Siempre intentaremos tener el bote con la misma cantidad de masa madre (aproximadamente lleno hasta la mitad, con una consistencia de pasta densa). Debido a que cada noche tendremos que “alimentar” a nuestro huesped, deberemos desechar la mitad de la masa para hacer sitio al nuevo alimento.

Día 1:

Mezclamos la misma cantidad de harina que de agua.La cantidad no es lo importante siempre que la mezcla llegue a la mitad del bote. El agua debe estar a temperatura normal y el agua puede ser mineral o del grifo. La harina mejor integral, de trigo o centeno. Podemos hacer el proceso por la noche y así nos acordaremos de “alimentar” el bote antes de irnos a dormir.

Día 2:

Al cabo de 24 horas no veremos grandes cambios. Si nos fijamos bien veremos alguna burbujita en la masa.

Tiramos la mitad de la masa y añadimos harina y agua hasta que el bote esté otra vez lleno hasta la mitad (como ayer). Lo removemos bien.

Día 3:

Volvemos a desechar la mitad de la masa y rellenamos el bote hasta la mitad con harina y agua.

Día 4:

Este es un gran día. Hemos conseguido la masa madre.

La masa ha duplicado su volumen, incluso puede salirse del bote.Ahora ya veremos grandes burbujas de gas.

Ahora ya podríamos utilizar la masa madre para hacer pan o podemos ponerla en la nevera hasta que queramos usarla, pero antes la volveríamos a “alimentar” como hemos hecho hasta ahora y esperaríamos a que burbujeara. El frío de la nevera adormece la masa y no hace falta alimentarla a diario. Cuando la saquemos de la nevera para utilizarla sí que deberemos alimentarla otra vez.

Y si no sale?

*Si la masa madre está muy líquida, la próxima vez que la alimentemos le pondremos menos agua y más harina.

*Si por el contrario está muy densa, pondremos más agua la próxima vez que la alimentemos.

*Si no pasa nada en tres días y empieza a oler mal. Lo tiramos todo y volvemos a empezar.

Debemos tener en cuenta la temperatura que tenemos en casa, si es verano o hace mucha calor el proceso puede que se acorte de 4 a 2 días, por lo que deberemos alimentarla dos veces al día. O puede que se alargue más de 4 días si hace mucho frío.

Paciencia! El próximo paso: hacer nuestro pan.

 

http://www.tequedasacenar.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s