Off the grid

Estándar

Vivimos en una sociedad en donde absolutamente todas las cosas que necesitamos nos las ofrecen otros; el suministro de agua, la electricidad, la comida, etc. Esto no es más el último paso en el desarrollo de una sociedad capitalista en donde todo se convierte en un servicio; no entraremos aquí en discutir qué cosas deben o pueden ser servicios y cuáles no.

A mucha gente le causa especial ansiedad tal grado de dependencia; si alguna vez os parárais a reflexionar sobre qué pasaría si todo se parara abruptamente: ¿cuánta gente podría vivir por sí misma?. Es paradójico que en las sociedades llamadas desarrolladas el grado de dependencia para sobrevivir sea extremo, mientras que ocurre todo lo contrario en los pueblos no desarrollados.

Pues bien, vivir off-the-grid va precisamente de eso, de reducir las necesidades y dependencias de terceros en lo que respecta a nuestra supervivencia vital.

La traducción al castellano de este término no es demasiado simple como para que tengamos nuestra propia expresión, así que nos quedamos con la simpleza anglosajona. Vivir off-the-grid  consiste en suministrarte tú mismo los servicios que otros te venden, fundamentalmente los referidos al suministro de alimentos, agua y energía, servicios que te ofrecen grandes compañías o utilities.

Pero vivir off-the-grid es algo más: es una postura ante la vida y antes esta sociedad en la que todo se vende. Frente a un diagrama en “red” insiste en un esquema descentralizado. ¿No os habéis planteado nunca cómo es posible que consumamos energía generada a cientos o miles de kilómetros cuando la podemos generar en nuestra propia casa?.

Las llamadas comunidades autogestionadas saben mucho de este vivir-desconectado.

Se puede vivir off-the-grid algo, en parte o completamente, todo dependerá de nuestro interés o de nuestras posibilidades. Dedicaremos posts individuales a aquello que en la medida de lo posible podemos convertir en off-the-grid en nuestra vida, como por ejemplo:

  • producción de alimentos; cada vez es más popular disponer de tu propio huerto en donde cultivar alimentos sanos en lugar de comprar los que vienen de la otra parte del mundo
  • generar tu propia energía; ésto pronto deberá ser un derecho fundamental del individuo, el generar autónomamente la energía que consume
  • obtención de agua de calidad y tratamiento natural de las residuales. Nuestra sociedad urbana hace impensable que podamos obtener por nuestros propios medios el agua que bebemos, pero no siempre fue así y hay quien sí tiene esta posibilidad. El almacenamiento del agua de lluvia que cae sobre nuestros tejados puede cubrir parte o totalmente nuestras necesidades.

Insisto en que vivir off-the-grid es una cuestión de grados, no es que haya que tomar el todo o nada; las razones para dirigir nuestra vida por este camino son varias, como vivir produciendo un impacto ambiental menor, reducir nuestra dependencia exterior o sencillamente por una cuestión económica.

A muchos urbanitas convencidos esto les sonará a excentricidad neohippie o consecuencia extrema de estos tiempos en donde lo verde está de moda…, pero nada mejor que un buen truchazo de realidad en la cara para mostrar que esto es mucho más antiguo de lo que parece y que hay quienes viven la mar de felices.

De http://www.elblogalternativo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s