Archivos Mensuales: mayo 2012

Nuevas oficinas de Apple

Estándar

El edificio, cuya construcción terminaría en el 2015, podría ser uno de las últimos y más duraderos legados de Steve Jobs.

El nuevo hogar de Apple cubrirá 260.128 metros cuadrados y tendrá su propia planta de energía dentro de su diseño masivo, brillante y circular.

Estará cubierto por paneles solares y albergará a 13.000 personas diariamente, además de 6,000 árboles.

Las nuevas instalaciones han sido comparadas con una nave espacial. Y ahora, mientras Apple busca convertir sus nuevas oficinas en una realidad, lo consulta con sus vecinos.

Esta semana, Apple contactó a los residentes de Cupertino, California, Estados Unidos, donde está su actual sede (y donde continuará después de que el nuevo campus sea construido). La empresa emitió una carta para disipar algunas preocupaciones que sus vecinos han expresado desde que el plan fue presentado a la ciudad el verano pasado.

De acuerdo con el documento, la construcción de cuatro pisos será un centro de investigación que no remplazará al campus existente en el número uno de la calle Infinite Loop. No estará abierta al público, así que no habrá ningún museo o tienda de la empresa.

Sin embargo, tendrá un auditorio para 1,000 personas y será usado para eventos especiales como presentaciones de productos.

La carta, de Peter Oppenheimer, director de finanzas de Apple, señala que la empresa planea comenzar las obras en el sitio tan pronto como Cupertino lo apruebe, lo que podría suceder este año.

Los vecinos están invitados a mandar a Apple una carta o a visitar el sitio web de la ciudad para expresar cualquier preocupación.

En la ciudad suburbana de aproximadamente 58.000 personas, las principales preocupaciones son el mayor tráfico de vehículos y el impacto ambiental. Apple dice que está abordando ambos problemas en el diseño del campus, que se espera obtenga la certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés) como un proyecto amigable con el medio ambiente.

El nuevo campus fue una de las últimas grandes iniciativas de Jobs, quien murió el año pasado.

En 2010, cuando HP abandonó su sede en Cupertino, Jobs silenciosamente arregló la compra del sitio, de acuerdo con la biografía de Walter Isaacson, Steve Jobs.

“Quiero dejar un campus que exprese los valores de la empresa por generaciones”, dijo Jobs a Isaacson.

Un equipo de 50 arquitectos fue contratado, y Jobs, como acostumbraba, estuvo inmediatamente involucrado en los detalles, de acuerdo con el libro.

 

http://techvieworld.wordpress.com/

 

Yosemite

Estándar

Declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1984, el Parque Nacional de Yosemite se extiende a través de los condados californianos de Tuolumne, Mariposa y Madera, ocupa un área total de 3.081 Km2 y es el hogar de más de 250 especies de mamíferos, aves, reptiles, peces y anfibios que encuentran refugio en sus espectaculares acantilados, ríos de aguas cristalinas y gigantescas secuoyas.

Una belleza natural abrumadora que el artista estadounidense Shawn Reeder ha conseguido captar con su cámara en un proyecto que le ha llevado casi 2 años de trabajo y en el que ha fotografiado los parajes más recónditos de una de las grandes joyas medioambientales que todavía quedan en América del Norte

El collar de turquesas

Estándar

Detrás del mostrador el hombre miraba distraídamente hacia la calle mientras una pequeña niña se aproximaba al local. Ella aplastó su naricita contra el vidrio del espectacular aparador y de pronto sus ojos color miel brillaron cuando vio determinado objeto.

Ella entró decididamente en el local y pidió ver un hermoso collar azul que le había llamado la atención y le dijo al vendedor:

– Es para mi hermana. ¿Podría hacerme un lindo paquete?

El dueño del local, quien estaba a un lado, miró a la chica con cierta desconfianza y con toda tranquilidad le preguntó:

– ¿Cuánto dinero tienes, pequeña?

Sin alterarse ni un instante, la niña sacó de su bolsillo un atadito lleno de nudos, los cuales delicadamente fue deshaciendo uno por uno.Cuando terminó, colocó orgullosamente el pañuelo sobre el mostrador y con inusitado aplomo, dijo:

– Esto alcanza, ¿no?

En el pañuelo solamente había unas cuantas monedas.Mirando al dueño con una tierna mirada que expresaba una mezcla de ilusión y tristeza le dijo:

– Sabe, desde que nuestra madre murió, mi hermana me ha cuidado con mucho cariño y la pobre nunca tiene tiempo para ella.Hoy es su cumpleaños y estoy segura que ella estará feliz con este collar, porque es justo del color de sus ojos.

El empleado miraba al dueño sin saber qué hacer o decir, pero éste sólo le sonrió a la niña, y se fue a la trastienda, y personalmente lo envolvió en un espectacular papel plateado e hizo un hermoso adorno con una cinta azul.Ante el estupor del empleado, el dueño colocó el hermoso paquete en una de las exclusivas bolsas de la joyería y se lo entregó a la pequeña diciéndole:

– Toma, llévalo concuidado.

Ella se fue feliz saltando calle abajo.Todavía no había terminado el día cuando una encantadora joven de cabellos rubios y maravillosos ojos azules entró en el negocio.Colocó sobre el mostrador el paquete desenvuelto y preguntó:

– ¿Este collar fue comprado aquí?

El empleado cortésmente le pidió que esperara un momento y fue a llamar al dueño, quien de inmediato regresó, y con la más respetuosa sonrisa le dijo:

– Sí, señora, este collar es una de las piezas especiales de nuestra colección exclusiva y en efecto, fue comprado aquí esta mañana.

– ¿Cuánto costó?

– Lamento no poder brindarle esa información, señora. Es nuestra política que el precio de cualquier artículo siempre es un asunto confidencial entre la empresa y el cliente.

– Pero mi hermana sólo tenía algunas monedas que ha juntado haciendo muñecas de trapo con ropa vieja, pues mi sueldo es demasiado modesto y apenas nos alcanza para sobrevivir. Este collar ciertamente no es de fantasía, y ella simplemente no tendría dinero suficiente para pagarlo.

El hombre tomó el estuche, rehizo el envoltorio casi ceremoniosamente, y con mucho cariño colocó de nuevo la cinta diciendo mientras se lo devolvía a la joven:

– Ella pagó el precio más alto que cualquier persona puede pagar: “ella dio todo lo que tenía.”

El silencio llenó el local y las lágrimas rodaron por el rostro de la joven, mientras sus manos tomaban el paquete y salía de allí lentamente, abrazándolo fuerte contra su pecho.