La aceptación

Estándar

 

Mucho se ha escrito de la Aceptación, mas aun así, considero que no se le ha dado la magnitud que se merece.

La Aceptación es la Virtud por excelencia, es la madre de todas las virtudes. Pues todas nacen a través de ella.

Lo que Aceptamos en nuestro Corazón, nos hace más y más conscientes, esta es la verdadera puerta de la consciencia y no la mente.

La mente, como nuestro cuerpo físico, son herramientas de nuestro verdadero Ser para poder experimentarse en este mundo denso y material. El núcleo de Luz que conforma el centro del Corazón, es mucho más sutil que la densa energía que conforma a la mente. Pues el Poder del pensamiento es inmenso, mas poca cosa comparado con el Poder del sentimiento, la Confianza mueve montañas, el pensamiento te dice que es imposible….

La mente representa a la razón y el conocimiento, mas el conocimiento no te da la sabiduría, el conocimiento consiste en creer lo que dicen otros, la sabiduría no se basa en creencia, sino en experiencia, la sabiduría es sinónimo de consciencia.

Lo que Aceptas a través de tu Corazón, eso es lo que experimentas, lo que interiorizas y pasa a formar parte de ti, a lo que Despiertas!……Es a lo que te haces consciente, por eso afirmo que la Aceptación en tu Corazón es la puerta de la consciencia.

Así pues, Aceptándote a ti tal y como eres, tomas más consciencia sobre ti mismo, y Aceptando en todo momento tus circunstancias tal y como son, tomas mayor consciencia de la Vida, de la propia existencia. ESTE ES EL MARAVILLOSO PODER DE LA ACEPTACION!!!……..este es el camino que pongo en tu conocimiento, para que lo recorras, no solo para que se quede en mera teoría. Recuerda, solo lo que experimentas te da sabiduría, te hace más consciente.

Así que cuidado con la no-aceptación, no Aceptar lo que Es, lo que Hay, lo que Tienes, crea la inconsciencia en ti, pues te hace desear algo diferente a lo que ya Es. Y esto es nadar contracorriente con los designios de tu Ser.

Tu Alma tiene un plan mayor para tu vida, del que traza tu ego, aunque tu mente no logre entenderlo.

Mas es muy importante no confundir Aceptaciòn con resignaciòn, son mundos apartes, lo primero es altamente creativo y positivo, mientras que lo segundo es destructivo y negativo. La Aceptaciòn te da poder, la resignaciòn te lo quita.

Aceptar no quiere decir necesariamente consentir, sino ser consciente, estar Despierto con respecto a la realidad que estàs viviendo, pues no la niegas. Y tampoco quiere decir cruzarse de brazos y no hacer nada, Aceptas lo que Es, lo que Hay, lo que Tienes, y desde ese fundamental punto de partida te enfocas en cambiar y mejorar lo que creas conveniente.

Esa es la Aceptación que te da Poder, Aceptas el aquí y ahora, el momento presente tal y como Es, a la vez que buscas construir un mejor mañana.

El Tao tiene una máxima que reza así,
“El Tao no hace nada, y no deja nada sin hacerse.“

La Aceptación está consagrada al Tao, pues no lucha, no opone resistencia, no hace nada, y a la vez, no deja nada sin hacerse. Aceptar es actuar sin actuar, tan solo Aceptas, e inmediatamente el camino se te allana. Al dejar de nadar contracorriente y adentrarte en la senda de la no-resistencia, dejas actuar al Universo, cuando tu no estas, no interfieres, el Universo actúa por ti. Dejas de ser existencial y te conviertes en la existencia. La paradoja es la propia naturaleza de la existencia.

La Plena Aceptación de ti mismo tal y como eres en este preciso momento, disolvería todas las sombras de tus propios prejuicios hacia ti mismo, tus auto-exigencias, tus auto-reproches, tus auto-limitaciones……disolvería la división creada en tu interior, te haría vivir en Unidad contigo mismo!

Del mismo modo, la Plena Aceptación de todo lo que te sucede, de todo lo que vives, te lleva a vivir en Unidad con la propia existencia, con el Universo, con Dios.

Acepta la vida como Es. Aceptándola, desaparecen los deseos, desaparecen las tensiones, desaparece el descontento, desaparecen las quejas. Cuando desaparecen las quejas, también desaparece la desdicha, ya que esta existe con la queja.
“Lo que no se aprende por el camino de la Aceptación, debe aprenderse por el dolor.”

Desconozco el autor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s